Historia de las auténticas “cookies” de chocolate americanas.

cookies de chocolate

Las famosas cookies con chispas de chocolate, tan tradicionales en la gastronomía norteamericana, fueron inventadas en el año 1933 por Ruth Graves Wakefield.

Como sucede en algunas ocasiones, el invento fue fruto de la casualidad.

ruth wakefieldn, Massachusetts (imagen inferior). Su intención era  convertirla en un hostal-restaurante de carretera destinado a acoger a las personas que viajasen de Boston y New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la sabrosa cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos.

en toll house se inventarón las cookies
Toll House Inn

La popularidad del albergue no sólo se debió a su comida casera sino a la costumbre de dar a los comensales una ración entera de uno de los platos para llevar a casa y una porción de sus galletas para el postre. Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.

Ingredientes de las famosas galletas
ingredientes de las cookies

Las galletas de mantequilla de la señora Wakefield no eran su especialidad, pero sí constituían un buen complemento de sus comidas. Para elaborarlas, seguía una antigua receta de la época colonial. En una ocasión, Ruth, que había olvidado comprar ciertos ingredientes básicos de sus cookies (chocolate en polvo y frutos secos), decidió sustituirlos por pedacitos de chocolate, cortados de una barra de chocolate Nestlé semidulce. Ruth creía que los trocitos se derretirían pero se llevó la sorpresa de que conservaron su forma y le dieron a la galleta una textura más cremosa.

Sus cookies de chocolate se hicieron muy populares en su restaurante y en toda Nueva Inglaterra, sobre todo desde que su receta se publicase en un periódico de Boston. Pero la fama de esta galleta llegó a extenderse mucho más cuando la señora Wakefield escribió un libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, publicado en 1936 por M. Barrows & Company de Nueva York.

receta original de las galletas cookies

Receta original de las cookies de  Ruth Wakefield, extraída de su libro
Toll House Tried and True Recipes
3534385315_7965bb81a5

Libro de recetas de Ruth Wakefield
El libro incluía la receta de las “Toll House  Chocolate Crunch Cookies”, que fue convirtiéndose en una de las galletas favoritas de los hogares estadounidenses.

La difusión de la receta también aumentó durante la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU. Muchos escribieron a sus familiares para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.

carta de un soldado americano

carta entera del soldado

En la imagen superior aparece una cuartilla de una carta escrita por un soldado llamado Herb. En ella le pide a su madre que, en lugar de enviarle algún pastel, le mandase Toll House cookies, las galletas que comían algunos de sus compañeros y que él tenía muchas ganas de probar.

Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate Nestlé semidulce se disparó.

De modo que, finalmente, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate le propuso un acuerdo a Ruth: a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.nestle toll house

En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semidulce Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas.

Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.En 1967, los Wakefield vendieron Toll House Inn a la familia Noel, de Maine, que lo convirtieron en un club nocturno. En 1972, la familia Saccone compró y restauró el edificio devolviéndolo a su aspecto original y abriendo en él un nuevo restaurante. Desgraciadamente, un incendio que se originó en la cocina hizo arder por completo la casa, en la víspera de Año Nuevo de 1984. Toll House Inn no volvió a ser reconstruido.

Ruth Wakefield falleció en 1977, con 74 años. No hay duda de que su invento, obtenido por casualidad, la hizo cosechar un gran éxito y popularidad en su vida y, además, proporcionó muchas alegrías a todos los que somos golosos.

 

El Equipo de La Caseta Dolça .

Enlace http://www.ovejaselectricas.es.

No hay comentarios

Deja una respuesta

*